DISEÑO SOCIAL

“Diseño Social se ha convertido en la herramienta más poderosa con la que el hombre da forma a sus herramientas y entornos y, por extensión, a la sociedad y así mismo”.

 

Victor Papanek  fue un diseñador, educador y uno de los defensores en considerar la necesidad de conceptualizar la función social del profesional para un rol social. Al pensar el diseño como acto de ordenar elementos que se disponen en un contexto determinado, plantea la pregunta en sentido crítico hacia la profesión, en torno al trabajo en contextos sociales.

Victor Papanek (1923-1998)

Gracias a la mirada de Papanek han surgido numerosos movimientos, y propuestas de diversos diseñadores, que han añadido conceptos como el procomún, la sostenibilidad, la función social en torno al ser del profesional y la disciplina.

Nacen así nuevos caminos para repensar la profesión, fuera de las áreas tradicionales de desarrollo. Se hace necesario desmitificar la concepción elitista en torno al diseño, siendo preciso instalar en diferentes espacios la discusión en relación a la función social de la profesión, para comenzar a comprender que el valor de la disciplina va más allá de vender ideas, alimentar el consumo, y trabajar para el mercado.

El diseño como acto proyectual no puede ser dejado sólo a merced de los vaivenes del mercado. Esta univisión del diseño lo torna en ocasiones elitista y deja al margen a comunidades que no son consideradas consumidores de valor. Es necesario proyectar pensando en un diseño centrado en las personas, redirigir la mirada para resolver problemas humanos que puedan contribuir al bienestar social.

En consecuencia de lo planteado anteriormente, algunos críticos de la profesión han acuñado el término de Diseño Social, este concepto no es simple de definir ya que se encuentra en constante crecimiento y construcción, se alimenta de ideas colectivas y está siempre dispuesto a ampliar su mirada.

Entre los autores que han centrado su interés en tratar de dar forma al concepto de Diseño Social, se puede señalar a Victor Margolin (2012) quien plantea al “Diseño Social como una actividad productiva que intenta desarrollar el capital humano y social, orientado a resolver problemas humanos y contribuir al bienestar social”.

 Otras concepciones sobre el término han surgido de las experiencias y puestas en común de profesionales del área, tal es el caso de la ONG Diseño Social EN+, que trabaja en el ámbito internacional para la difusión y mejora del desarrollo de la comunicación y el Diseño Social. Proponen  la idea de que el “Diseño Social es aquel que lleva integrado una solución como componente clave y como un complemento o producto derivado. Diseño Social debe ser usado cuando su aplicación es la clave para hacer que las cosas sucedan”. (Manual de Diseño Social 1.1. Armas de construcción Masiva, 2013, p.24).

Armas de Construcción Masiva. Manual de Diseño Social 1.1

A su vez estos también manifiestan que el “Diseño Social esta basado en la creación de nuevas plataformas de comunicación, interacción, intercambio y desarrollo que huyen de la simple protesta para buscar soluciones a través del diseño. Sus intervenciones quieren fomentar el debate social, el planteamiento de problemas, y a su vez dotar de nuevos espacios y herramientas. Es un concepto que se encuentra en fase beta permanente y eso es muy valioso, pues permite hackearlo, construirlo colaborativamente, compartir códigos/experiencias, investigar caminos inesperados.  Para nosotros implica diseñar herramientas, espacios y procesos de participación, colaboración, escucha, acción y cambios a favor del procomún. (Manual de Diseño Social 1.1. Armas de construcción Masiva, 2013, p.).

De esta manera se podría establecer que el Diseño Social encuentra sus pilares fundamentales en la participación proyectual, incidiendo en el comportamiento y funcionamiento de la realidad social. El proceso de participación, debe ser un espacio de integración donde las personas puedan nutrir y fortalecer conocimientos y capacidades; herramientas que le permitirán colaborar con el diseño del entorno, sus decisiones y producciones.

Es en esta transformación del entorno donde el Diseño Social, como herramienta en auge debe actuar de manera responsable y comprometida proyectando nuevos escenarios accesibles y colaborativos. De esta manera la reflexión, la creatividad, el pensamiento integral, la sostenibilidad, la responsabilidad, el activismo y la búsqueda del procomún son los principales lineamientos a considerar para activar la proyección social del diseño.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s